julio 22, 2024

Ciudad

Equiparación salarial y bono extra para jueces porteños

La Ciudad volvió a meter presión sobre el final del año para demostrar que la agenda judicial del 2017 estará signada por el traspaso de los tribunales a la órbita porteña. Pese a que los propios jueces torpedearon la firma de los convenios que iban a inicialar el comienzo del proceso, hubo varias señales para no dejar caer la iniciativa. Ayer, el Consejo de la Magistratura local dispuso la equiparación de los sueldos de los jueces porteños con los nacionales, para tachar uno de los argumentos que apuntalaba la férrea negativa judicial. Además, los escalafones más bajos de los funcionarios que se desempeñan en los tribunales capitalinos tendrán un bono de fin de año de $9.500, superior a casi todos los arreglos gremiales, que irá decreciendo con la jerarquía.

El Presidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Enzo Pagani plasmó la intención de las autoridades porteñas de seguir avanzando, de manera lateral, en las condiciones que faciliten el traspaso, que quedó en stand by tras un juego de pinzas de los jueces que tabicaron en el Senado y con los funcionarios de Justicia nacionales cualquier cambio. A la firma de convenios de menor cuantía y a la designación de un funcionario que revise el cálculo de fondos necesarios para migrar los tribunales, se suma ahora la idea de cerrar el año mostrando un avance en la equiparación salarial con los juzgados nacionales, uno de los issues que los magistrados esgrimen como parte de la resistencia a ser traspasados. Mostrar movimiento y evitar que el tema se enfríe es la consigna para enmarcar la pelea final que aspira a darse en 2017.

Las dos resoluciones que firmó Pagani van a ser ratificadas por el pleno del Consejo en una reunión extraordinaria antes del comienzo de la feria. Desde el 1 de enero, los magistrados locales recibirán un premio: sus sueldos serán liquidados de acuerdo a una medición técnica que incluye el cálculo de adicionales y suma un plus por títulos que se toman como base para el sueldo básico, modelo que hoy se aplica solo en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Esto implica un promedio de 6% de aumento nominal para sus salarios. Esto los dejaría, en principio, a un paso de la paridad con los jueces nacionales de la Capital Federal, que ahora están por encima de los valores que percibe un juez local. La decisión busca conformar el reclamo de los tribunales locales y anular el argumento de la disparidad salarial como excusa para oponerse a la transferencia de todas las competencias penales.

El bono navideño que otorgó el Consejo porteño impacta en todo el Poder Judicial local. La única excepción serán los jueces (compensados con un aumento salarial permanente a partir de 2017) y los funcionarios de mayor jerarquía de cada uno de los juzgados, como los secretarios. La última categoría de empleados judiciales que es un auxiliar de servicio percibirá a fin de años unos $ 9300 de bono, un monto solo superado por el acuerdo gremial obtenido por los Metrodelegados pero superior a lo acordado por otras ramas sindicales. Según vaya ascendiendo el escalafón, el bono irá decreciendo en su valor hasta llegar al rango de secretario de primera instancia que es el máximo escalafón comprendido en la bonificación resuelta ayer. Esos funcionarios recibirán $ 4.500 de premio por única vez.

Los fondos que serán aplicados a estos aumentos provienen de las arcas porteñas. Aún está verde lo establecido por la Resolución 920/2016 firmada por el ministro de Justicia, Germán Garavano que designó a una abogada para cumplir con el traspaso pero en lo referido al cálculo de los fondos que insumirá y que serán aportados por Nación. Esa instancia todavía está lejos.