junio 17, 2024

Política

Rodríguez Larreta festejó la consagración argentina en Plaza Seeber junto a más de 100 mil personas, que vibraron de emoción con las pantallas gigantes de la Ciudad

Horacio Rodríguez Larreta festejó hoy la consagración de la Argentina como nuevo campeón mundial de fútbol en una tarde histórica e inolvidable con más de 100 mil personas que siguieron la dramática final ante Francia a través de las pantallas gigantes de la Ciudad.

“Somos campeones del mundo carajo! Qué alegría. Gracias equipo!!!!», exclamó el jefe de Gobierno porteño en Plaza Seeber apenas finalizó la tremenda y extenuante batalla con el penal que anotó Montiel.

En medio de los hinchas y luciendo su camiseta albiceleste, como en cada partido que fue al fan fest, Rodríguez Larreta destacó el esfuerzo de los jugadores y del cuerpo técnico por este logro memorable que vuelve a instalar a la Argentina en la cima del fútbol mundial después de 36 años.

Alrededor de 90 mil personas vieron el partido en las pantallas de plaza Seeber y El Rosedal en Palermo, otras 10 mil se dieron cita en el Parque Centenario y unas 2.000 en el Parque de la Ciudad.

En cada uno de estos espacios la gente disfrutó, vibró, celebró y fue protagonista de un día de gloria que quedará grabado en la memoria para siempre.

En total las sedes de Emoción Mundial de la Ciudad registraron la presencia de más de 350 mil hinchas durante las siete presentaciones de la Selección en la Copa.

La seguidilla de triunfos tras el debut con derrota ante Arabia Saudita fue encendiendo la ilusión y el entusiasmo de la gente hasta desembocar en esta tarde increíble con vuelta olímpica en el icónico estadio de Lusail.

Las miles de familias, grupos de amigos y turistas que visitaban Buenos Aires palpitaron en los fans fest con las emociones de cada partido. Y disfrutaron de múltiples actividades recreativas, deportivas, shows de dj’s en vivo, murales y juegos para los más chicos, entre otros entretenimientos.

La final de esta tarde tuvo, además, una previa llena de algarabía con la gran movilización de los hinchas que se sumaron ayer a los banderazos en 15 emblemáticas esquinas porteñas para dar un testimonio de respaldo y aliento a los jugadores.

Hoy ese fervor se multiplica con fuerza imparable en todo el país. La «tercera» ya está en manos de Lionel Messi y de la Scaloneta y en pocas horas iniciará el viaje más soñado. El viaje a casa.