febrero 20, 2024

Ciudad

Tras dos horas de paro, se reanuda el servicio del subte en las líneas B y C

Las líneas C y B de subtes no funcionaron hoy por dos horas, según confirmó la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP). La decisión fue tomada ante la falta de respuesta por la presencia de asbesto en los vagones y el pedido de reducción de la jornada laboral para «gozar de dos francos».

Ambas líneas se vieron interrumpidas entre las 5:30 y las 7:30, a pesar de las reiteradas audiencias y reuniones privadas que hubo para evitar el conflicto.

Sumado al asbesto y las jornadas laborales, también se le incrementa el pedido de mayor seguridad en las estaciones. Este reclamo viene después del asesinato Maribel Zalazar, la joven policía de la Ciudad.

“Les pedimos disculpas a los usuarios en caso de llegar a afectar su viaje. Les solicitamos que ese día opten por medios de transporte alternativos”, expresaron.

En el comunicado AGTSyP sostienen que ni Emova ni Sbase dan respuestas definitivas a las reclamos. Desde 2018, el gremio realiza diversos paros para exigir una pronta respuesta y cambio de vagones «para disminuir la exposición al asbesto, un mineral cancerígeno»

Por su parte, la empresa Emova sostuvo que «lamenta que estas medidas sindicales perjudiquen directamente a los usuarios, en una franja horaria muy sensible en que el Subte es utilizado mayormente para trasladarse a sus respectivos trabajos o actividades educativas».

En un comunicado, la firma señaló que «ha asistido a todas las audiencias desarrolladas por las autoridades laborales de la Ciudad, manifestando en reiteradas oportunidades su disposición a analizar cambios en sus esquemas de trabajo, advirtiendo que resulta inviable reducir una jornada de 36 horas sin afectar las actividades de operación y mantenimiento de la red de Subte».

Además, indican que «el incremento en la cantidad de francos pretendido según plantea el sindicato, manteniendo la actual
jornada diaria de 6 horas implicaría una disminución de 36 a 30 horas semanales. Este resultado es incompatible con una operación adecuada del servicio y por debajo de niveles apropiados de productividad».

«No existe antecedente alguno en metros de Latinoamérica y del mundo de una jornada semanal como la que está demandando el gremio. La jornada actual de 6 horas diarias incluye refrigerio y descanso, siendo el tiempo efectivo de trabajo aún menor, con casos como el área de Tráfico (conductores y guardas) en que la jornada oscila entre 4 y media y 5 horas de operación efectiva», explicó.