febrero 20, 2024

Ciudad

Rodríguez Larreta inauguró en el Barrio Mugica el Parque Bajo Autopista, un proyecto consensuado con los vecinos: “Es el camino de integración que queremos”

“Vamos a llevar adelante más obras como esta. Lo que hicimos acá lo vamos a hacer en toda la Argentina”, afirmó Horacio Rodríguez Larreta en la inauguración del Parque Bajo Autopista, el nuevo espacio público más grande del Barrio Mugica. Debajo de la Autopista Illia, donde 1.000 viviendas tenían problemas de habitabilidad, hoy hay un espacio público de 23.412 m2.

“Es el camino de integración que queremos”, sintetizó el Jefe de Gobierno, quien tuvo un recibimiento muy efusivo entre cantos, globos, bengalas, carteles, murgas, papelitos de colores y muchos bombos. “Me encanta esta buena onda porque hoy es un día de festejo. ¿Se acuerdan lo que era este lugar hace 5 ó 6 años?”, preguntó, micrófono en mano, arriba del escenario. “Era el lugar más difícil para vivir en el barrio, ¿no?”, contestó. Y enseguida se apilaron, uno detrás del otro, testimonios recordando aquel difícil pasado. “Esto es gracias a ustedes, al equipazo del Barrio 31. Es un orgullo lo que hicimos juntos acá, un orgullo para la Ciudad de Buenos Aires y para toda la Argentina porque esto es una muestra de que se puede vivir mejor. Hoy podemos decir que el Barrio Mugica es un barrio más de la Ciudad de Buenos Aires. Tenemos que seguir trabajando porque la transformación no para. Ustedes me tienen que ayudar a demostrar que este es el ejemplo de que se puede”, pidió.    

Participaron, entre otros, por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore; la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio; el responsable del Proyecto de Integración Social y Urbana del Barrio Mugica, Tomás Galmarini: y el secretario de Innovación y Transformación Digital, Diego Fernández.

Esta transformación se produjo luego de una etapa participativa que por primera vez encaró un gobierno, en un ida y vuelta con los vecinos cuyo objetivo fue encontrar una mayor integración a lo largo de más de 2 mil reuniones.

Las familias que vivían ahí arrastraban numerosas complicaciones: falta de iluminación natural, ventilación y poco espacio. Gracias a la ayuda de la Ciudad, pudieron regular sus situaciones y mudarse a viviendas nuevas.

El Bajo Autopista representaba una barrera urbana que separaba al barrio en dos, ya que las más de 1.000 casas que estaban allí impedían el paso. Era tan marcada la división que se usaba “villa 31” y “villa 31bis” para nombrar a un lado y al otro. Esto generaba problemas de movilidad e inseguridad producto de las calles angostas y sin luz.

Donde antes había delitos y oscuridad, en la actualidad es común ver a grandes y chicos disfrutar de espacios verdes y recreativos, generando buenos hábitos de convivencia, cultura y deporte.

Con el nuevo parque, los sectores están conectados lo cual mejora tanto la circulación de la gente, como de los servicios de emergencia.

«En el Barrio Mugica están todas las herramientas del desarrollo. Acá, por ejemplo, hay tres nuevas escuelas, entre ellas el polo educativo más grande de la Ciudad. Hay presencia de la Policía, más de 30 empresas que producen empleo, centros de salud, de formación para el trabajo y acceso a servicios públicos», detalló Migliore.

La obra, además, permitió la ampliación del Centro de Salud 47, mejorando la calidad de atención a los vecinos más cerca de sus casas, la creación de un Centro Comunitario y un Destacamento Policial completamente renovado.

Entre otras mejoras, se destinó un espacio para la Biblioteca Mafalda, frente a la Casa de la Cultura, que fue recientemente renovada tras su inauguración en 2018.

Con esta intervención se pusieron en valor dos canchas de usos múltiples y de cemento. La emblemática Cancha del Playón, hoy llamada Cancha Naciones, ubicada en el centro del barrio, ahora es de pasto sintético.

A lo largo del Bajo Autopista también se pueden ver plantas nativas y representativas de toda la comunidad latinoamericana, respetando la identidad del lugar.

Los vecinos no ocultaron su alegría, durante este sábado que tuvo talleres (musicales, deportivos, artísticos y ambientales, entre otros), rondas de muralismo y postas de maquillaje urbano. Aida Campó, dijo: “Hoy es un día de fiesta, que nos une más allá de la condición política de cada uno”. En la misma línea, Antonieta Segundo agregó: “Esta urbanización nos lleva a decirles gracias, muchas gracias, porque esta obra nos entrega un espacio para disfrutar”. E Irma Lazarte, cerró: “Me invade la emoción. Está todo a la vista: los espacios verdes, el parque, las mejoras. Me hacen sentir orgullosa de mi barrio”.